Barcelona fracasa y es eliminado de la Copa del Rey

Barcelona fracasa y es eliminado de la Copa del Rey



El Barca fue derrotado 3-2 ante el Athletic Club y quedaron fuera en los octavos de final de la Copa
del Rey
El Athletic de Bilbao ganó 3-2 en la prórroga al Barcelona este jueves, clasificándose para cuartos
de final de la Copa del Rey, donde también estará el Real Madrid tras remontar en su duelo de
octavos y vencer 2-1 en el campo del Elche.
El Athletic se adelantó con un tanto de Iker Muniain (2), Ferran Torres igualó (20), Iñigo Martínez
hizo 2-1 para los vascos (85) y en el descuento Pedri firmó el 2-2 (90+3), llevando el partido a la
prórroga, donde Muniain marcó de penal el 3-2 (106), que deja fuera de la Copa del Rey al vigente
campeón.
El Athletic se tomó, por su parte, la revancha de la última final de la Copa del Rey, que ganaron los
azulgranas, para seguir en liza en el torneo del KO. El equipo vasco empezó el partido con
intensidad y a los dos minutos se ponía por delante cuando Muniain, casi sin ángulo, coló un balón
por la escuadra de Marc-André Ter Stegen (2).
Los azulgranas sufrían en la salida del balón con la presión adelantada del Athletic, hasta tratar de
subir el balón con salidas rápidas y pases largos para plantarse en el área vasca donde aparecía
Ferran Torres.
El ex del City aprovechó un pase de Busquets en el área para soltar un tiro que se coló por la
escuadra de Julen Agirrezalaba (20) haciendo la igualada que trajo algo de tranquilidad al Barça.
El Barça mejoró en el segundo tiempo, haciéndose con el control del balón ante un Athletic que
replegó más esperando salir a la contra. Pero cuando mejor estaba el Barça, Iñaki Williams culminó
una contra con un disparo al larguero (85) y un minuto después Iñigo Martínez aprovechó un
rechace en el área para hacer el 2-1 (86).
Con la victoria a un paso para el Athletic, en el último minuto del descuento Pedri conectó un
disparo desde la frontal para hacer el 2-2 (90+3), que mandaba el partido a la prórroga. En el
tiempo de prolongación, Jordi Alba cortó con la mano un centro de Nico Williams, que el árbitro
sancionó con un penal, transformado por Muniain (106).